ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 60€

Porqué el aceite de semilla de cáñamo es increíble para la piel

A estas alturas, todos hemos aprendido que los aceites esenciales son una parte necesaria de nuestra rutina si queremos mantener nuestra piel en plena forma. Una piel clara, un cutis más brillante, una pigmentación homogénea... son muchos los supuestos beneficios de incorporar uno o dos aceites a nuestro cuidado diario de la piel. Desde el coco hasta el aceite marroquí, parece que hemos oído hablar hasta la saciedad de todos los aceites que necesitamos, hasta ahora.

Te presentamos el próximo aceite de moda para el cuidado de la piel: el aceite de semillas de cáñamo. Hablamos con varios expertos y les pedimos que nos explicaran los beneficios del aceite de semillas de cáñamo, desde lo bueno que es para la piel seca hasta por qué deberíamos mezclarlo con la ensalada.

Sigue leyendo para saber todo lo que necesitas saber sobre este ingrediente multiuso

ACEITE DE SEMILLA DE CÁÑAMO

TIPO DE INGREDIENTE: Hidratante

PRINCIPALES BENEFICIOS: Reduce la inflamación, hidrata, regula la producción de grasa.

QUIENES DEBEN USARLO: En general, personas con pieles acneicas o mixtas.

CON QUE FRECUENCIA SE PUEDE UTILIZAR: Con la misma frecuencia que cualquier aceite, aproximadamente dos veces al día.

FUNCIONA BIEN CON: Ácidos y retinoides ya que puede mitigar la irritación que provocan.

NO SE PUEDE USAR CON: El aceite de semillas de cáñamo se puede utilizar de forma universal.

¿Qué es el aceite de semillas de cáñamo?

El aceite de semilla de cáñamo -que no debe confundirse con el aceite de cáñamo, que es un término general para todos los aceites que provienen del cáñamo y que puede incluir el aceite de cannabidiol (CBD)- está hecho puramente de semillas de cáñamo. El aceite de CBD, por su parte, se elabora a partir de las hojas, los tallos y las flores del cáñamo (y a veces también de las semillas).

"El aceite de semilla de cáñamo es el aceite derivado de las semillas de la planta de cáñamo, que es una planta de cannabis cultivada para un uso no farmacológico. El aceite es legal y se utiliza en grandes cantidades para cosméticos, suplementos nutricionales y aceites para la piel. Puede utilizarse legalmente cuando tiene un contenido de tetrahidrocannabinol (THC) inferior al 0,3%"

Asegúrate de conocer la diferencia entre el aceite de semillas de cáñamo y el aceite de CBD. Este último se absorbe en la piel y se une a los receptores cannabinoides del cerebro. Puede tener efectos que sólo se están empezando a entender sobre la ansiedad, el estado de ánimo, el sueño y muchas otras condiciones. El CBD también puede tener niveles bajos de THC, que tiene efectos psicoactivos evidentes.

Mientras que otros tipos de aceite de cáñamo son ricos en cannabinoides, como se ha mencionado, el aceite de semillas de cáñamo no suele tener cannabinoides y contiene principalmente ácidos grasos omega. Así que, si te preocupaba colocarte con el aceite de semillas de cáñamo, no lo harás. Ya puedes encontrarlo en una variedad de productos para el cuidado de la piel, e incluso puedes comerlo.

Afiliados Ekisele

Beneficios del aceite de semillas de cáñamo para la piel

Aporta hidratación: El aceite de semillas de cáñamo tiene un alto contenido en ácidos omega 3, 6 y 9, que ayudan a reparar la barrera cutánea y a formar un sello sobre la piel para mantener la humedad atrapada en su interior.

Atrae la humedad: Es un humectante, por lo que atrae la humedad a la piel.

Antiinflamatorio: Esos mismos ácidos omega del aceite de semillas de cáñamo también ayudan a reducir la inflamación de la piel.

Calma la piel: El aceite de semillas de cáñamo es rico en ácidos grasos, que ayudan a hidratar y calmar la piel inflamada

Antiacnéico: Modula la producción de grasa de la piel, lo que es fundamental para las personas con pieles acnéicas o demasiado grasas.

Cómo utilizar el aceite de Cáñamo

Naturalmente, el aceite de semillas de cáñamo se está integrando en muchos productos de belleza como hidratante y antiinflamatorio. En particular, nos encanta utilizarlo con retinoides o después de los ácidos porque es muy eficaz para evitar la inflamación. También hace maravillas con las rojeces y el acné. Es muy fácil saber cuánto aplicar, sólo hay que utilizar la misma cantidad que cualquier otro aceite.

También se puede incorporar el aceite de semillas de cáñamo a tu dieta porque sus nutrientes son muy buenos para el cuerpo. Las semillas de cáñamo son estupendas en ensaladas, granolas, batidos y mezcladas con cereales, ya que aportan deliciosamente vitaminas A y E, pero también oligoelementos esenciales y una gran cantidad de antioxidantes.

Tiene un alto contenido en omegas y está repleto de aminoácidos esenciales que ayudan a tener una piel más joven y suave y a reducir la inflamación del organismo.

Como es un aceite muy volátil, debe mantenerse refrigerado y no calentarse.

SUSCRÍBETE A NUESTA NEWSLETTER

Y CONSIGUE UN 5% DE DESCUENTO

* válido para tu próxima compra